«En mi hambre mando yo»

3 junio 2012

Esa frase tan contundente «En mi hambre mando yo» la cuenta Salvador de Madariaga en un libro llamado «España» de 1931 y parece ser que le espetó un jornalero a un cacique en los años de la república en Andalucía, rechazándole el dinero que le daba para que votase por lo que el cacique quería. Y en estos tiempos que nos han tocado vamos camino de encontrarnos como aquel jornalero anónimo. Hace unas semanas me indignó esta noticia:

http://economia.elpais.com/economia/2012/05/09/actualidad/1336584126_880562.html

Como no me gustó nada la portada de lasinrazon, firmé la petición para que ING retirase la publicidad de este panfleto protagandístico de neoesclavizadores que son lasinrazon; pero como además era cliente de ellos, retiré todo el poco dinero que allí tenía (que aunque poco era mío y ganado honradamente, hay mucho banquero que no puede decir lo mismo…) y he cerrado la cuenta. Por supuestísimo, les importará un pimiento, como digo no era un dineral y tanto ING como lasinranzon seguirán como si nada yendo a lo suyo, pero desde ahora no con mi consentimiento, en mi hambre mando yo.

Nos quieren vender que no hay alternativas, que a donde mires es todo igual; pero no nos dejemos engañar, las cosas siempre siempre siempre se pueden hacer de otra forma, pero hay que tener al menos voluntad y decencia. Hasta algo tan indecente como suelen ser los bancos, se pueden gestionar de otra forma, y pongo algunos ejemplos:

http://www.triodos.es/es/particulares/

http://www.trocobank.com/

http://www.proyectofiare.com/web/

http://www.coop57.coop/index.php?lang=es_es

http://www.bancaetica.com/Lang/Content.ep3?LANG=ES

http://bancasininteres.blogspot.com.es/p/nuestro-proyecto.html

Como vemos hay alternativas, podemos hacer las cosas de otra forma, es más, debemos hacer las cosas de otra forma, y así todo irá mejor (para más detalles aquí).

Echad un vistazo al último disco de Marea que por cierto se titula como esta entrada y cuyo sexto tema (Ojalá me quieras libre) es una alegoría clara al positivismo (va por mi colega Jesu):

Ojalá me quieras libre.