Separación iglesia-estado.

Hace un par de entradas os puse un vídeo de Granada, en donde viví unos cuantos años. Por aquel entonces ya oí hablar a algunos musulmanes sobre algo así como la re-reconquista de los territorios que según ellos eran suyos. Dejando aparte la no muy racional idea de que algo como la tierra pueda pertenecer a nadie (podría pensarse más bien lo contrario, que algunos pertenezcamos a una determinada tierra, por aquello de que la tienes que trabajar y cuidar más que nada…), me llamaba la atención que la cosa se la creían ellos mismos y estaban dispuestos a demostrarlo; tanto que al final ya se pusieron las pilas y crearon el PRUNE. Continuar leyendo…

Como nuestra constitución dice que somos un país aconfesional, todas las religiones tienen cabida, y por tanto, todo vale. Y ese «todo vale» es peligroso; llegamos a situaciones en las que están en peligro los derechos más fundamentales. Estoy en contra de todo tipo de supersticiones, y las religiones no son más que eso, supersticiones, pero que a diferencia de otras (como por ejemplo la de no derramar sal) la religión puede ser la excusa perfecta para cercenar derechos fundamentales; si no me crees echa un vistazo a la ley sharia y concretamente a las ofensas hadd, telita…

No me malinterpretéis, no estoy en contra del islam, sino en contra de todas las religiones en general. Puede que las «costumbres» islámicas nos parezcan más bárbaras, quizás porque las desconozcamos más, pero no hay que olvidar que las tres religiones de Abraham tienen un origen común, y comparten por tanto una trayectoria paralela en cuanto a barbarie.

Ya he discutido muchas veces con gente de todo tipo sobre si en los colegios hay que quitar todo símbolo religioso. Hay quien dice que un crucifijo no hace daño a nadie, o que el pañuelo de las chicas marroquíes no debería molestar a nadie…, pero yo opino que cualquier símbolo religioso del tipo que sea no tiene cabida ni en el estado ni en los colegios, ya que si permitimos unos, ¿con qué derecho negamos otros?, si permitimos los crucifijos, luego permitimos el pañuelo, luego el burka, luego el casco de darth vader, luego…  ¿Donde establecemos el límite? ¿Cuales valen y cuales no? Como dice el grandísimo Emilio Calatayud, hemos pasado del totalitarismo dictatorial a la permisividad más absoluta, y así vamos, a trompicones. Ya es hora de que re-aprendamos a decir NO, sin miedo coño, que hay cosas que no se pueden tolerar; y para despedir la entrada os pongo un genial vídeo-clip de los Manic Street Preachers:

Fijaos bien en concreto en esta parte: http://www.youtube.com/watch?v=MWu-QOVekeU#t=1m46s , sí, la canción está basada en la guerra civil española. No olvidemos el pasado y aprendamos de nuestros errores de una vez por todas.

Resumiendo: NO a las religiones en la vida pública, si tú quieres tener tus supersticiones guárdatelas para tu casa, fuera de casa no tienen cabida.

PD: No tengo nada en contra de Star wars, quizás darth vader no era el bueno de la peli, pero no hizo daño a nadie fuera de ella ;).

Anuncios

2 Responses to Separación iglesia-estado.

  1. […] vez había comentado algo sobre él de pasada, pero el tío se merece un poco más y le dedicaré esta entrada de celebración […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: