Continúa el cabreo

Siguiendo la tónica de la anterior entrada, continuo contando el tema de querer inscribirme en un curso a distancia lo cual no puedo hacer a distancia por culpa de una estúpida norma que pondría algún estúpido político nacionalista para reivindicar su cargo y justificarse ante sus votantes nacionalistas.

Tras haber hablado como conté antes con mucha gente para informarme sobre si podía o no hacer un curso de la junta de andalucía con una tarjeta de demanda de empleo de otra comunidad; hoy he intentado ver si podía transferir la tarjeta a andalucía sin tener que ir personalmente (cosa que haré en una semana, pero que ya habrá cumplido el plazo del curso). Para esa transferencia, he tenido que hablar con la oficina del inem que estaba inscrito antes en andalucía, con su directora, con la administradora de la directora, …, y unos se iban cargando el muerto a otros con la sola excusa de: “yo no puedo hacer nada, la norma es así”.

Al final y como favor personal, y tras mucho dar la brasa, me han transferido la demanda a andalucía, pero tengo que ir a recogerla personalmente por narices, con lo cual tampoco sé si me servirá de mucho el tema…

La cuestión de fondo del tema está clara: “¡Somos subnormales!” Nos creemos geniales por tanta convergencia europea, tanto blandir la bandera azulita de las estrellas en círculo, tanta bolonia, …; y sin embargo, dentro de nuestro propio país, lo único a lo que nos dedicamos es a fastidiarnos entre nosotros. Me pregunto si todos esos politicuchos de m… que suelen salir tanto por la tele lanzando improperios unos de otros, que tan geniales se tienen y tan especiales se tienen que deben tener sus propias competencias, que no pueden ser como las de los demás, porque ellos son diferentes, especiales, tocados por una gracia que el resto carece de ella, etc.; y que todo ello justifica cosas tan sin sentido como esta con la que me he encontrado ahora. ¿Pero estamos bien de la cabeza? Señores, que esos señores están ahí para servirnos, no para jodernos la vida. ¿Dónde se ha visto que en nuestro propio país limitemos la movilidad a la gente y sin embargo la fomentemos con respecto al resto del mundo?; ¿no nos damos cuenta que lo que cuatro gatos extremistas digan no es gracioso cuando lo que dicen luego nos cuesta caro? Yo no estoy en contra de aumentar los derechos de las gentes de otros países en el mío, pero sí que estoy en contra de que menoscaben mis derechos en mi propio país. Planteémonos si tanta transferencia de competencias a las CCAA tiene sentido si lo hacemos sin tener en cuenta lo que perdemos con respecto a algo que tenía muchas ventajas siendo común para todos…

Anuncios

2 Responses to Continúa el cabreo

  1. R. dice:

    Estos “señores” como tú les llamas, no sabían la cabezonería con la que estaban topando… jaja.

  2. tejhon dice:

    Con que cabezonería no? jejeje; es de cabezonería lo que cuento? Tú que opinas R.?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: